Escribe aquí lo que estás buscando:

Envíos gratis a partir de 70€ | 685 014 580 Horario 10-14 y 17-20 L-V |info@erotismoysensualidad.com

 

Trastornos sexuales o parafilias

Trastornos sexuales o parafilias

Trastornos sexuales o parafilias

Trastornos sexuales o parafilias

Los trastornos sexuales demuestran que el placer siempre tiene un lado oculto y nunca se reduce a lo que podemos llamar “prácticas comunes”. Es de tontos pensar que a todos nos gusta lo mismo porque como bien se dice “para gustos, colores”. Por eso este artículo me resulta de lo más interesante. Vas a leer cosas que te revolverán el estómago, eso te lo aseguro, pero también te aseguro que algunas cosas te resultarán interesantes y que incluso te gustaría probar. Pero antes de continuar vamos a ver algo básico como es la definición de parafilia y para lo que me voy a poner un poco más seria.

 

Trastorno sexual o parafilia definición

Una parafilia sexual hace referencia a un comportamiento que nos proporciona placer sexual y  es diferente del acto sexual considerado  “normal”. Hasta el siglo pasado el sexo anal y la felación eran consideradas parafilias porque se salían del patrón del acto sexual de penetración pero, hoy en día, dejaron de estarlo. Podríamos estar hablando de más de quinientas parafilias que incluyen todas aquellas que obtienen placer de objetos, de actividades o situaciones fuera de lo común y de individuos especiales. Lo que tienen en común estas personas es que sus parafilias afectan a su integración y son incapaces de obtener placer de una forma diferente.

Los expertos todavía no se han puesto de acuerdo en el origen de los trastornos sexuales por lo que yo no voy a entrar en las diferentes versiones. Lo importante es que estas personas no consiguen excitarse sin el objeto de sus parafilias y eso les condiciona enormemente.

 

Veamos un ejemplo:

La parafilia del señor X es la Thlipsosis, es decir, que encuentra placer sexual en los pellizcos. No es difícil suponer que a la señora X no le importe pellizcarle mientras tienen relaciones para así satisfacer las necesidades de ambos (digo de ambos porque el señor X no funcionaría sin pellizcos).

Por otro lado tenemos al señor Y cuya parafilia es la Ofidiofilia, una parafilia que incluye a los reptiles en el acto sexual. Si al señor Y le gusta hacerlo mientras una serpiente recorre a su pareja y la señora Y odia las serpientes, difícilmente van a encontrar un punto intermedio en el cual las necesidades de ambos se encuentren satisfechas.

 

Esto solo ha sido un pequeño ejemplo. Parafilias hay muchísimas y grados también.

Algunas son consideradas como simples fetiches que le dan un puntillo más al calor del juego y otras llegan a ser tan obsesivas que se encuentran como “castrados” ante cualquier otra forma de sentir placer.

Usar esposas, antifaces, fustas, y cualquier otro cosa que amenice el sexo no implica que se tenga una parafilia salvo si resulta imposible para la persona tener relaciones sin estas cosas.

 

Los trastornos sexuales o parafilias más comunes

Para que veas por donde vamos las parafilias que menciono a continuación seguro que te resultan familiares puesto que son las más comunes y extendidas socialmente:

 

Altocalcifilia: excitación por los zapatos de tacón alto.

Asfixiofilia: estrangulamiento erótico.

Bestialismo: sexo con animales.

Coprolalia: excitación por decir obscenidades a la pareja.

Fetichismo: excitación por objetos o partes del cuerpo.

Masoquismo: excitación conseguida con el dolor físico y la humillación.

Pedofilia: Excitación por menores.

Podofilia: excitación por los pies.

Sadismo: placer al generar dolor físico a otros.

 

Como es comprensible algunas parafilias o trastornos sexuales pueden constituir un delito al llevar implícito en ellas la necesidad de realizarlas sin consentimiento de otra persona como sería el sadismo y la pedofilia.

Otras no dejan de ser curiosas para quienes no las padecemos y una tortura para quienes sí la padecen pero no pueden satisfacerlas.

Y para satisfacer nuestra curiosidad he creado este listado de algunas de ellas (están rondando las quinientas) ¿quieres conocerlas?

No te pierdas Tipos de trastornos sexuales de la A a la Z para descubrir todo este mundo que está más presente de lo que creemos,

 

Christine Erotic

Preocupada por los trastornos sexuales no diagnosticados

 

Christine Erotic

Un día busqué un relato erótico y no encontré nada de mi gusto. Me enfadé tanto que empecé a escribir. El camino ha sido largo y lleno de piedras pero no dejaré de trabajar en un portal de erotismo que ayude a las personas a encontrar una sexualidad sana y a disponer de multitud de herramientas para erotizar sus vidas. Creo que vale la pena el esfuerzo.

Aún no hay comentarios
Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.