Escribe aquí lo que estás buscando:

Envíos gratis a partir de 70€ | 685 014 580 Horario 10-14 y 17-20 L-V |info@erotismoysensualidad.com

 

Las películas eróticas que me marcaron

películas eróticas

Las películas eróticas que me marcaron

Las películas eróticas que me marcaron

Sí, el cine erótico fue uno de los factores que me marcó durante mi adolescencia y juventud (casi hablo como si fuera abuela). Algunas veces la película la veía por accidente, ya sabes eso de que papá y mamá están ocupados y no se enteran, pero otras veces las veíamos en familia.

He reconocer que he tenido mucha suerte en ese aspecto con mis padres y la libertad que yo he tenido la ha tenido poca gente.

En la selección que hoy te traigo vas a ver mucho cine erótico español. Siempre me ha gustado nuestro cine, incluso de pequeña veía cine de barrio. Creo que siempre me gustó que fuera tan picante. También quizá por haber vivido en el extranjero he sabido valorar la forma en que este cine muestra la sexualidad. No hay sujetadores en la cama, ni dobles para escenas de desnudos (vale alguna vez sí lo ha habido). Somos pasionales, nos gusta el sexo y lo demostramos. Nos gusta excitarnos y no nos avergüenzan los desnudos ni las escenas explícitas. Somos de sangre caliente.

Ahora vas a conocerme un poquito más, nunca del todo porque ya te advierto que soy muy compleja. Espero que disfrutes de este paseo por el cine erótico de mi vida.

 

Átame (1990)

¡Ay! Que jovencito que estaba Antonio Banderas ¿verdad? Este hombre siempre ha sido muy guapo y de joven yo creo que era el más sexy de todos. Ahora con la edad no está mal pero creo que se lo dejo a mi madre.

En la película se obsesiona con Victoria Abril. Él se empeña en que ella le escuche y le conozca porque está convencido de que así se enamorará de él. Pero ella no está interesada y al no salirle las cosas como él pensaba pierde los papeles y termina atándola a la cama.

Esa obsesión enfermiza por ella por desgracia tenía su punto erótico. En la vida real es la mayor de las tragedias, pero en el cine terminan enamorándose. Esta película la vi muy jovencita y en su momento esos celos y esa posesividad enfermiza eran de lo más romántico. Que un hombre te deseara hasta ese punto… Pero no te preocupes que pronto la vida me enseñó que esa obsesión de sexy tenía más bien poco.

Trailer de la película Átame

 

Jamón, jamón (1992)

Si me llegan a decir que estos dos terminan casándose… desde luego el morbazo de la película sería mucho mayor.
La vi en mi adolescencia. Ese cortejo a lo bruto, esa torpe seducción que finalmente resulta y esas escenas de sexo mezclando las tetas que huelen a tortillas de patatas y el jamón… ¡son inolvidables!

Poco romanticismo había en ellas, más bien la urgencia del momento, esa necesidad por desatar la pasión. Eso que nos caracteriza a los adolescentes que no disponemos de una cama tranquila en la que no ser descubiertos. Pero ¡a mí me pareció de lo más romántico!

Trailer Jamón, jamón

 

Lucía y el sexo (2001)

Recuerdo que vi esta película a mi vuelta de Irlanda. La temperatura me subió como hace el café en el fuego. Meses y meses de no ver ni una sola teta en la tele te marcan. De nuevo volvía a ver gente practicando sexo en la pantalla y me encantó volver a conectar con esa sexualidad visual. Me quedé hipnotizada o idiotizada, lo que prefieras.

Las escenas de pasión de la protagonista mostraban una conexión a un nivel tan superior del físico que me impactaban. Mostraba la idea de que se podía morir de tanta pasión. Muy bonito la verdad pero, vaya putada. Este tipo de cosas pones tus expectativas muy pero que muy altas.

Yo no he tenido polvos así en mi vida. Los he tenido magníficos e increíbles pero como para morirme… pues no. Pero en ese momento yo lo idealicé y eso me llevó a la búsqueda de un sexo así. Para colmo está la escenita del barro donde aparece ese pedazo de pene unido a un hombre que a todas nos dejaba la boca desencajada.

Al terminar la película tenía que tener un sexo como para morirme con un pene que no me cupiera. En mi defensa podría decir que era joven, podría.

Trailer Lucía y el sexo

 

Y tu mamá también (2001)

Ya tenemos forjada la fantasía del sexo para morirse con un pollón increíble, y a esa vamos a añadirle dos más: los yogurines y los tríos. Mal vamos…

La verdad es que la historia de ella es muy potente y enseguida me puse en su lugar. Habría hecho exactamente lo mismo que ella total ¿qué más daría ya no?

Ver como se desenvuelve con los dos yogurines y por supuesto la escena de cuando están bailando (y frotándose) es de lo más sensual. Ella solo quiere disfrutar de lo que le queda y creo que ese es el mensaje más potente de la película: disfrutar de la vida antes de que se acabe. Y si eso se hace con dos yogurines que te van a recordar de por vida pues genial ¿no?

Trailer de la película Y tu mamá también

 

Las edades de Lulú (1990)

Ésta película la vi hará dos años pero el libro no recuerdo ni cuando cayó en mis manos ni cuantas veces lo he leído. Casi siempre lo releo en la playa ¿será por el morbo de que sepan que estoy leyendo las edades de Lulú?

Volviendo a la película te confesaré que prefiero el libro y cómo son las cosas en mi imaginación. Pero he de reconocer que se tocan muchas fantasías: la inocencia de la pubertad, el amigo de tu hermano, los vestiditos de niña, la necesidad de sexo y la dependencia, la desesperación…

Aquí entré en contacto con el mundo del fetichismo y descubrí que lo de la ropa de “muñeca” y las referencias a la infancia me ponían un poco los pelos de punta.

También la dependencia que tenía hacia él y ver el desequilibrio que le causó su separación hasta el punto que casi se rompe del todo revuelve a la feminista que hay en mí.

Hay relaciones así de tóxicas en las que la dependencia llega a tal extremo que queda fuera de tu control. Mucho se aprende de este libro sin duda. Yo me quedo con el momento en el que se intercambian entre él y el hermano ¡vaya tela!

Trailer de la película Las edades de Lulú

 

Lolita (1997)

¿Pero se puede saber qué les pasa a los hombres con las niñas? ¿Y esas niñas que tan pronto saben que tienen poder sexual sobre ellos? El mito de Lolita es de lo más conocido. Recortaron escenas de la película y aún así formó un gran revuelo. Tengo curiosidad por ver la de los años sesenta porque dudo mucho que salieran escenas explícitas e insinuantes. Y supongo que aún habrá más diferencia con el libro de Vladimir Nabokov ya que siempre en la novela se cuenta mucho más que en la película.

Aun así lo que más me marcó de la película fue la urgencia de él hacia ella y el final, cuando ves lo que ha pasado con sus vidas, como si ese deseo te llevara a la autodestrucción. Desear a niñas jóvenes no trae nada bueno.

Trailer de la película Lolita en inglés

 

El amante (1984)

Viajamos a tierras extranjeras, concretamente a la Indochina para conocer la historia de amor de nuestros protagonistas. De nuevo él es mayor que ella. Pero esta vez la historia está basada en hechos reales. En un amor imposible por la raza, la religión, el status, la edad,… Aun así se escapan furtivamente a su nido de amor. A experimentar su deseo fuera de las miradas del mundo. Desde el principio no puede ser y aun así, lo viven.

¿Qué más da si no podrá ser? Si lo vives nunca tendrás que preguntarte cómo hubiera sido. Dejarse llevar por el momento, huir del mundo para sentir el placer y vivir una aventura. Eso hizo ella y escribió un libro traducido a cuarenta y tres idiomas ¿por qué decir que no si me pasase a mí?

Trailer de la película El amante

 

Nunca hables con extraños (1995)

Aquí vemos de nuevo a Antonio Banderas pero esta vez haciendo de latino para el público americano ¿Por dónde empiezo? Chupa de cuero, pedazo de moto, ese toque latino y peligroso…

Y ¿qué me dices de las escenas? ¡Me cambiaba por ella sin dudarlo! pero sólo para las escenas de sexo que le falta un tornillo a la pobre.

Me encanta por esas escenas de “sexo duro” que hace que te tenses en el sofá mientras un escalofrío te recorre la espalda. Delicioso. Me gustaron los chicos malos, con chupa y moto… ¡Umm!

Trailer en inglés de Nunca hables con extraños

 

Suavemente me mata (2001)

Dejo lo mejor para el final. Es mi favorita (creo que también buscaré el libro). Reconozco que si la veo anunciar en la tele cancelo cualquier plan. Lo reúne todo. TODO. La fantasía del extraño que te seduce con una mirada. La urgencia de estar con él sin importar su nombre, dejándolo todo por unas horas.

Conecto a la perfección con él desde mi sofá, quiero ser ella. Ser yo la que se sube a ese taxi y se va a su casa con él. A quién le arrancan la ropa para hacer el amor en el suelo. Quiero esa fantasía.

Es la fantasía por excelencia de “tener sexo con un desconocido”. Ni yo lo hubiera hecho mejor (lo que no quita para que lo intente). La pasión que viven estos personajes me mantiene en tensión mientras dura en la pantalla lo que viene a ser la mitad de la película porque luego se convierte en un drama lo que no está mal porque de ser toda la película así se me hubiera fundido algún fusible en la cabeza.

La que es sin duda mi escena favorita es la del pañuelo de seda. En este momento la idea de que me ataran perdió cualquier connotación negativa. Él es dueño de su placer, controla su respiración para que ella viva el mejor de sus orgasmos, su único objetivo es el placer de ella. Es una escena delicada y, en mi opinión, que desmonta tabúes como me pasó a mí.

 

Trailer de la película Suavemente me mata

 

En estos momentos no sé si me dejo alguna película en el tintero, puede que sí, pero las que hay son las buenas, las que han dejado huella por una razón u otra. No me cabe duda que me queda mucho por descubrir. Si esperabas que mencionara a Cincuenta Sombras de Grey… la llevas clara porque esa ni me molesto en verla. Y si os sorprende eso es que aún os queda mucho por saber de mí, pero mucho, mucho.

Me encantaría conocer qué película fue la que más te marcó porque creo que sería lo justo ¿no? A ver si entre todos conseguimos hacer el listado más completo del género erótico.

Y disfruta de todas las que te he traído y, si te ha apetecido ver alguna otra, espero que disfrutes de una velada erótica deliciosa.

 

 

Un beso

Christine Erotic

Buscadora de pelis picantes

 

Volver a Cine erótico

 

Christine Erotic

Un día busqué un relato erótico y no encontré nada de mi gusto. Me enfadé tanto que empecé a escribir. El camino ha sido largo y lleno de piedras pero no dejaré de trabajar en un portal de erotismo que ayude a las personas a encontrar una sexualidad sana y a disponer de multitud de herramientas para erotizar sus vidas. Creo que vale la pena el esfuerzo.