Escribe aquí lo que estás buscando:

Envíos gratis a partir de 70€ | 685 014 580 Horario 10-14 y 17-20 L-V |info@erotismoysensualidad.com

 

Cómo reavivar la pasión a base de besos

como reavivar la pasion a besos

Cómo reavivar la pasión a base de besos

Cómo reavivar la pasión a base de besos

Cómo reavivar la pasión con tantas pequeñas cosas que podrían funcionarnos y hoy te traigo la que me funcionado a mí. Le tengo un especial cariño porque nosotros la empezamos como un juego, de hecho ya ni recuerdo cómo empezó.

Pasábamos un período de muchos estrés en el trabajo y claro, llegábamos agotados a casa. Es algo muy normal en las parejas sobre todo en estos tiempos en los que todos nos sentimos explotados. Un día me di cuenta que ni recordaba la última vez que nos habíamos dado un beso de verdad.

Por supuesto que nos besábamos a diario pero eran besos de “hola y adiós”. Esos picos que te das sin pararte a pensar en lo que estás haciendo.

Recuerdo perfectamente estar fregando los platos y cómo llegó él de trabajar y me dio un beso. Algo en mi interior se quejó. En ese momento me di cuenta que echaba de menos sus besos de verdad. No pude recordar cuando fue la última vez que nos dimos un beso de verdad así que se lo pregunté a él. Su respuesta fue clara: acabo de besarte.
Le expliqué mejor lo que quería decir y entonces intentó recordar cuándo fue nuestro último beso.

Una mirada nos bastó para darnos cuenta del problema

Dejé de fregar y nos sentamos en la cocina. Íbamos a solucionarlo en ese momento. No puedes permitir que el estrés te haga olvidarte de lo que de verdad te hace feliz.

Decididos a solucionarlo hicimos como en el trabajo un “brainstorming o lluvia de ideas”. Decidimos que debíamos reavivar la pasión retomando las cenas románticas. Si nuestro presupuesto no nos permitía salir de casa cocinaríamos los dos juntos una receta nueva y cenaríamos con la televisión apagada. En parte de aquí salió lo de cocinar cosas exóticas y afrodisíacas. Pero el resto de la semana deberíamos tomar medidas.

Dicen que si haces algo a diario durante un mes se convierte en rutina. Nosotros decidimos convertir en rutina los besos de verdad. Puede que suene contradictorio ya que estábamos intentando escapar de la rutina de los besos de “hola y adiós”. Pero el verdadero problema no era la rutina si no los besos. Los besos rápidos de saludos nos estaban matando.

¿Cómo reavivar la pasión a base de besos?

Muy fácil: con besos de verdad. ¿Y cuáles son los de verdad?

Pues esos que das mirándote a los ojos, saboreando el calor de su boca y de su lengua, esos que hacen que te tiemble todo, esos que te hacen recordar porqué te enamoraste. Esos eran los besos que echábamos en falta y los que queríamos que volvieran.

Teniendo claro lo que queríamos solo faltaba poner las reglas. Siempre se llevan mejor las cosas si se tratan como a un juego ¿verdad?

Pues la regla de los 10 besos era nuestro juego. Diez besos diarios dados de verdad, sin prisas y al estilo de Avatar con lo de “Te veo”.

Quizás pienses que 10 besos son muchos o quizás que son pocos, pero dados de verdad son suficientes como para reavivar la pasión de cualquier pareja. Al principio nos costaba un poco parar nuestra dinámica lo suficiente como para dar un beso de verdad. Nos movía la inercia del estrés.

El primer día nos dimos tres besos a lo largo del día. Nos dimos cuenta de hasta que punto habíamos dejado que el estrés nos separara. pero como ambos habíamos prometido que serían 10, nos encontramos en la cama a la hora de irnos a dormir debiéndonos 7 besos.

Había que llegar hasta 10 así que respiramos hondo para relajarnos y nos dimos 7 besos, a cada cual más largo.
Lo hicimos tan bien que ya te puedes imaginar lo que pasó a continuación. La regla de los 10 besos se acababa de convertir en algo de lo más divertido.

Conforme pasaban los días nos resultaba más fácil parar a besarnos. Algunas veces terminábamos en la cama y otras simplemente notábamos como nuestra vida acelerada se relajaba. Al llegar a la cama siempre cobrábamos algún beso de más.

Con el tiempo dejamos de contarlos porque los 10 ya los superábamos. La rutina que se instauró en nuestra vida no fue la de dar 10 besos si no la de parar y vernos el uno al otro.

Muchas veces nos perdemos en la relación y la cosa se enfría. Es imprescindible hablar las cosas con la pareja. Yo podría haber optado por pensar que a él le pasaba algo conmigo y que ya no le gustaba o no me quería. Pero decidí hablarlo y descubrí que él se sentía como yo. Juntos encontramos una solución.

¿Como reavivar la pasión? Hablando con el corazón, besando, siendo generoso, no pensando mal del otro, no teniendo miedo a decirle lo que piensas.

Si la persona no te quiere cuanto antes lo descubras mejor. No te mereces estar con alguien a quién no le importas.
Si la persona te quiere se merece tus besos de verdad, se merece que luches por él y hables con el corazón. Así de claro.

Si lo piensas bien, 10 besos por salvar tu relación es un precio muy barato.

Espero que esto te ayude

 

Un beso

 

Christine Erotic
P.D.: te debo 9

 

 

Christine Erotic

Un día busqué un relato erótico y no encontré nada de mi gusto. Me enfadé tanto que empecé a escribir. El camino ha sido largo y lleno de piedras pero no dejaré de trabajar en un portal de erotismo que ayude a las personas a encontrar una sexualidad sana y a disponer de multitud de herramientas para erotizar sus vidas. Creo que vale la pena el esfuerzo.