Escribe aquí lo que estás buscando:

Envíos gratis a partir de 70€ | 685 014 580 Horario 10-14 y 17-20 L-V |info@erotismoysensualidad.com

 

Las mejores novelas eróticas clásicas

Mejores novelas eroticas

Las mejores novelas eróticas clásicas

Las mejores novelas eróticas clásicas

Las mejores novelas eróticas no tienen por qué ser las de más actualidad. La literatura erótica no nació después de 50 sombras de Grey lo único que marcó esta trilogía fue la diferencia que puede suponer una buena campaña de marketing para la venta de un libro. Antes de ella ya se habían escrito novelas eróticas y además muy buenas.

Lo que te traigo hoy aquí es una recopilación de las mejores novelas eróticas clásicas que forman parte de la historia de la literatura por toda la controversia que han creado en el momento en que quisieron ver la luz. Algunas fueron prohibidas por la Iglesia, otras por los tribunales e incluso algunos autores se vieron entre rejas por crear una obra de arte.

Hoy ya no nos parecen tan escandalosas o ¿quizás sí?

Fanny Hill: Memorias de una cortesana de John Cleland (1749)

Esta obra fue de lo más polémica y sin duda marcó un antes y un después en la pornografía. Cuenta la historia de una incauta muchacha que decide ir a Londres a probar fortuna. Ingresará en un burdel donde aprenderá todo lo necesario para satisfacer tanto a hombres como mujeres y se verá envuelta en una dinámica de placer que la arrastrará sin poder evitarlo. Si me paro a pensar que la novela fue escrita en 1749 y habla de prostitutas y sexo explícito, no puedo evitar sonreír al imaginar el revuelo que debió formar ya que en EEUU fue prohibida su venta en 1819.

Justine y los Infortunios de la Virtud del Marqués de Sade 1787

Justine es una adolescente que quiere preservar la virtud pero parece que el universo solamente le envía incitaciones al vicio. Ella simboliza la virtud y como recompensa a sus intentos por mantenerse virtuosa solo recibe agravios.

Sin embargo, aquellos libertinos que abusan de ella solo reciben recompensas porque la sociedad se muestra cómplice y corrompida

El amante de Lady Chatterley de D.H. Lawrence (1928)

Lady Chatterley se ve presa de las circunstancias cuando su marido regresa de la I Guerra Mundial paralítico. A pesar de su gran amor, su deseo sexual necesita ser atendido y para ello encontrará a un amante que le ayuda a calmar su naturaleza.

Historia del ojo de Georges Bataille (1928)

Esta novela está considerada una obra maestra de la literatura erótica. George Bataille vive entre su obsesiva preocupación por el sexo y la muerte. Su estilo surrealista relaciona en una trama anecdótica imágenes que evocan el ojo como pueden ser el huevo, el sol, los genitales del toro, …

El personaje de la joven Simone, es la reencarnación del Deseo inconsciente y del Pecado y por ello transgrede en todos sus actos cualquier norma de comportamiento sexual admitido. Todo ese comportamiento la hará merecedora del máximo castigo que es la muerte.

Trópico de Cáncer de Henry Miller (1934)

La obra está situada en el Paris de los años previos a la segunda guerra mundial. El protagonista es el alter ego de Miller viviendo una vida bohemia marcada por el sexo y el alcohol mientras reflexiona sobre el mundo en crisis en el que vive.

Fue prohibida en EE.UU. por ser demasiado explícita. Fue en 1964 cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló la sentencia que la declaraba obscena.

Delta de Venus de Anaïs Nim (1940)

Por encargo de un coleccionista ávido de escenas explícitas de sexo, Anaïs Nim escribió una serie de historias ambientadas en el París de los años 40 que contenían personajes comunes donde su pasión y sus sentimientos son lo más importante de la historia. Estos escritos no vieron la luz hasta los años 70 como sucede con las mejores obras eróticas que son censuradas o atesoradas en la privacidad de algunas bibliotecas. Por suerte podemos disfrutarlas actualmente sin ningún tipo de censura.

Historia de O de Pauline Reage (1954)

O es una fotógrafa de moda enamorada de René y será por él por quién accederá a ingresar en una fraternidad sadomasoquista y a convertirse en un objeto sexual al alcance de cualquier amo. Es uno de los libros más traducidos de la historia y que también ha sido llevado a la gran pantalla. Ofrece una visión íntima de este mundo de la mano de su protagonista.

Lolita de Vladimir Nabokov (1955)

Novela llevada en dos ocasiones a la gran pantalla y que acuñó el término de Lolita para las “adolescentes seductoras y provocativas”. Humbert es un profesor universitario que se siente atraído por las nínfulas (niñas de entre 9 y 14 años). En su búsqueda de una casa conoce a Lolita, niña de 12 años e hija de una viuda que alquila habitaciones.

En su irresistible atracción hacia la joven, Humbert llegará a casarse con la madre para estar más cerca de ella. Pero el destino querrá que las cosas se le pongan muy difíciles para cumplir sus fantasías.

Emmanuelle de Emmanuelle de Arsan (1959)

Emmanuelle tiene veinte años y acaba de llegar a Bangkok para reunirse con su marido. Su filosofía consiste en hacer el amor a todas horas, de día o de noche, en cualquier circunstancia, con quien sea, ya sea hombre o mujer, con cualquiera que se lo pida y que a ella le guste.

De la mano de Mario, Emmanuelle alcanzará un universo de amor total, conocido como la «Erosfera», al que se llega tras practicar sexo profundo, consciente y libre de tabúes.

Y hasta aquí ese viaje por nuestra historia erótica en el que sin duda podrás observar que muchas de las tramas nunca pasan de actualidad.

Se ha hablado de sexo, de perversiones y trastornos sexuales, de amores, de obsesiones y de sexo no consentido. Todo ello forma parte de nuestra vida en este siglo y aún así a veces nos escandalizamos de ello ¿te lo imaginas en el siglo XVIII? Para quemarte en la hoguera sin duda.

Espero que te haya gustado y que te decidas a leer alguno de ellos aunque solo sea por curiosidad.

 

 

Un beso

Christine Erotic

Ratoncita de biblioteca

 

Más cosas en el blog de literatura

Christine Erotic

Un día busqué un relato erótico y no encontré nada de mi gusto. Me enfadé tanto que empecé a escribir. El camino ha sido largo y lleno de piedras pero no dejaré de trabajar en un portal de erotismo que ayude a las personas a encontrar una sexualidad sana y a disponer de multitud de herramientas para erotizar sus vidas. Creo que vale la pena el esfuerzo.